Entrenamiento en Retina y Vitreo

 

 

 

Para obtener el título de especialista en retina y vitreo (Retinólogo) primero se debe completar la carrera de Medicina, luego ingresar y completar una residencia clinico-quirúrgica en Oftalmologia General (Medico oftalmologo) la cual debe estar avalada y autorizada por las entidades regulatorias del Ministerio de Educación y por las Sociedades que regulan la Especialidad de Oftalmología en el país de emisión. Después de aprobar la especialidad, el oftalmólogo debe continuar su formación realizando una sub-especialidad en enfermedades vitreoretinales que en general tienen un tiempo y una duración de entrenamiento de entre uno y dos años.  Solo de esta manera se puede lograr un intenso entrenamiento en cirugia vitreoretinal y en el diagnóstico y tratamiento clínico de este tipo de enfermedades.

Esto significa que durante un fellowship (programa de entrenamiento) el fellow (médico especialista que aspira a ser sub-especialista) en este caso oftalmólogo que aspira a ser retinólogo, estará durante uno o dos años únicamente en contacto con pacientes que presentan enfermedades de retina y vitreo adquiriendo una vasta experiencia durante su entrenamiento, acortando así los tiempos de aprendizaje ya que los casos vitreoretinales no son frecuentes, y en una clínica oftalmológica general se necesitarán aproximadamente entre diez y quince años (o más) para ver y tratar el número de casos clínicos y de cirugías vitreoretinales que uno alcanza a tratar durante un fellowship reconocido.

Es por este entrenamiento que el retinólogo logra obtener una base sólida de conocimientos y destreza quirurgica que le permitirá ser capaz de dedicarse exclusivamente a diagnosticar y tratar todos los casos donde la mácula, la retina y la parte posterior del ojo esten involucrados. De esta manera es posible alcanzar el rango de Especialista en Retina y Vitreo, o comunmente llamado: Retinólogo.