Entrenamiento en Retina y Vitreo

 

Desde el desarrollo de la subespecialidad en Retina y vitreo, y la formación de subespecialistas, el pronóstico quirúrgico de las enfermedades retinales ha mejorado drásticamente en los últimos años. Hoy, en manos entrenadas el Desprendimiento de Retina tiene una tasa de curación mayor al 90% de los casos.

Para obtener el título de especialista en Retina y vitreo (Retinólogo) primero se debe completar la carrera de Medicina, luego ingresar y completar una residencia clinico-quirúrgica en Oftalmologia General (Medico oftalmologo). Después de aprobar la especialidad, el oftalmólogo deberá ingresar a un programa reconocido de entrenamiento en Retina y Vitreo y dedicar 1 o 2 años más (según la duración del fellowship) para continuar su formación en la sub-especialidad.

Esto significa que durante un fellowship (programa de entrenamiento), el fellow (oftalmólogo), estará durante 1 o 2 años en contacto diario únicamente con pacientes que presentan enfermedades Retinales, desarrollándose en un ámbito académico y bajo la tutela constante de profesores y retinólogos experimentados, mediante los cuales el fellow va alcanzando progresivamente una destreza quirúrgica adecuada logrando una vasta experiencia durante el entrenamiento.

Realizar la subespecialidad bajo un programa formal y reconocido le otorgara las herramientas necesarias al Retinólogo para poder dedicar su carrera exclusivamente a tratar estos pacientes, construyendo una base sólida de conocimientos y logrando dominar las técnicas quirúrgicas más complejas y avanzadas fortaleciendo el conocimiento de la subespecialidad y mejorando, con idoneidad y responsabilidad, la calidad de atención de todos aquellos pacientes que padecen este tipo de enfermedades