Cuidemos la Retina

 

 

El especialista en Retina y Vitreo requiere ser una persona altamente entrenada debido a la complejidad en la curva de aprendizaje especialmente quirúrgico que demanda la sub-especialidad. Un médico dedicándose únicamente a un grupo específico de patologías siempre podrá ofrecer un conocimiento y una experiencia superior con lo cual podrá brindar mayor seguridad y un mejor manejo del paciente. El período mínimo de entrenamiento de un Retinólogo debe incluir:

Facultad de Medicina: 6 años

Internado hospitalario: 1 año

Residencia de Oftalmologia: 4 años

Fellowship en Retina y Vitreo: 1 o 2 años

 

Es decir que un retinólogo tendrá como mínimo 12 años de preparación antes de comenzar a practicar la sub-especialidad.